El maíz amarillo en México

Miércoles, Mayo 29, 2019

Actualmente se cultivan 8 millones de hectáreas de maíz en México, para una producción aproximada de 27.5 millones de toneladas de la cuales 25 millones son de maíz blanco y solo 2.5 millones son de maíz amarillo. De estas, 2 millones de hectáreas se producen con semillas híbridas, y los otros 6 millones con maíces de baja productividad. El 88% de la producción nacional se destina al maíz blanco, 11% al maíz amarillo y el restante a otros tipos de maíz.

Diez estados del país concentran 80% de la producción nacional de maíz, siendo Sinaloa el principal productor con una participación del 23%, lo cual representa un volumen de 6.5 millones de toneladas. Pero durante este año se espera una producción en México 3.5 millones de toneladas de maíz amarillo, que representarían un crecimiento del 11% con respecto al año pasado.

 El maíz de grano amarillo es importante en México por la demanda que tiene en el sector pecuario e industrial, importando cerca de 16 millones de toneladas al año lo que hace necesario impulsar la reconversión de la producción de maíz blanco a maíz amarillo, lo que le generará mejores ingresos al productor, ya que el precio del maíz amarillo ha sido superior.

Actualmente se busca fomentar la producción y rentabilidad del cultivo del maíz amarillo de acuerdo con los requerimientos de la industria y engordadores pecuarios a fin de obtener una producción de alto rendimiento. Asimismo, es necesario ordenar y facilitar la comercialización del maíz blanco al momento de la cosecha a precios competitivos de mercado. El excedente de la producción de maíz blanco a nivel nacional, calculada en más de un millón 654 mil toneladas, se exporta a Sudáfrica y Venezuela, principalmente.

Las metas de un programa de producción y comercialización de maíz amarillo adecuado consisten principalmente en la disminución de importaciones, fortalecimiento y ordenamiento del mercado interno, la estabilidad de precios y una mayor rentabilidad para los productores de maíz. Para esto es necesario proveer a los agricultores los insumos necesarios para conseguirlo.

En México, ya se cuenta con semillas híbridas para producir maíz amarillo con un enfoque pecuario e industrial, para hacer más competitivo al agricultor, y aumentar la producción en México. Actualmente, con variedades del maíz amarillo se obtiene un rendimiento promedio de 9.5 toneladas por hectárea y, con el blanco 11, lo que explica la resistencia de muchos agricultores a cambiar de cultivo a maíz amarillo. Pero las condiciones, los precios de referencia y la tecnología ya están disponibles para producir maíz amarillo competitivamente y sustituir importaciones.



Share